domingo, 22 de abril de 2012

Refugiarmenelmargen

Chicos/as:

Como ya ocurrió con mi anterior blog, he decidido tomarme un descanso. No sé cuándo volveré por aquí, ni siquiera si volveré. Los motivos son varios, pero el principal es que necesito reflexionar y ordenar mis ideas. No quiero venir a este blog a desahogarme, ni a marear a nadie, ni a autocompadecerme. Y todos sabemos que lo haré. 

El viernes se inició una etapa nueva, con muchas dudas, que ha hecho patente que quizás todo el esfuerzo realizado en los últimos dos años no haya servido de mucho... dejémoslo ahí. Soy plenamente consciente de que la imagen que he dado últimamente en este blog ha sido muy simple: derrotista, iracunda, frustrada. No soy así y no quiero que tengáis una imagen mental sesgada de mi persona. Es más, por ahora no quiero dar ninguna imagen a nadie. Quiero salirme de la página y refugiarme un rato en el margen.

"Refugiarme-margen". Suena bonito. Eufónico.

Si tenéis mono de esto (ja), por ahora sigue disponible mi tumblr. El otro día me abrí un Pinterest, con el objetivo de conocer mejor esta plataforma y su potencial uso educativo... no quiero seguir por ahí. Si tenéis interés, buscadlo, que seguro que no es difícil de encontrar.

No sé si cuando vuelva al mundo bloguero seguiré hablando de mí y exponiéndome ante vosotros. Puede que hable de otras cosas, educación, arte, arquitectura, que escriba pequeños ensayos o cuentos... o que simplemente no vuelva. Pero eso no lo sé, ni es lo que más me importa ahora, la verdad. En mi lista de preferencias y temas pendientes de organización, el blog está a la cola. Pero, tranquilos, desdramaticemos: la última etapa de este lugar se ha caracterizado por la poca frecuencia de publicaciones. Quizás muchos no notéis que me he ido.

Además, ¿quién quiere leer sobre problemas ajenos, tal y como está el patio? ¿Quién puede pretender que a alguien le interesen nuestras neuras y reflexiones personales, y más si no conducen a nada?

Los que tenéis blog, sabéis que no suelo dejar muchos comentarios, aunque no quiere decir que no os lea. Quizás ahora comente más en blogs ajenos. O puede que no.

Puede que siga preparando oposiciones o puede que no. 
Puede que busque trabajo de lo que sea o puede que no. 
Puede que eche currículos en colegios concertados o privados (aceptémoslo, ya sabemos hacia dónde se dirige este país) o puede que no. 
Puede que estudie diseño web o puede que no. 
Puede que emigre o puede que no. 

Como podéis ver estoy confundido, y no creo que me sienta reconfortado contando mis miserias al ciberespacio (no os ofendáis). Necesito calor humano real (insisto, no os ofendáis -mucho-) o alejarme de todo y estar solo, pero esto no.

Gracias por todo.

Un abrazo.

Héctor.

5 comentarios:

Arquemaco dijo...

¿Qué quieres que te diga? Pues que te toca ser egoista. Vas a tener que privarnos de todos los acontecimientos de tu vida, qué se le va a hacer... (bueno, aún nos queda el "Sálvame DeLuxe"). Y que decidas lo que decidas hacer no tengas miedos o dudas en lanzarte, si te vas a meter un ostión al menos que sea de los grandes (pero qué temerario estoy últimamente xD). Cuando quieras volver (si es que vuelves, aunque no sea por Navidad) te estaremos esperando con los brazos abiertos.

Paz y prosperidad mi joven amigo (y que la Fuerza te acompañe) ;)

Gary Rivera dijo...

mmm yo estoy de vacaciones pero siempre supe desde que me despedi que tenia que poner fecha de regreso! Porque me ayuda escribir!!

Espero que regreses! Yo seguire esperando!

Un abrazo!

Jexos dijo...

Bueno campeon. Se que esta siendo una etapa dificil para los que llevais tanto tiempo currandoos un futuro pero bueno tu decision es muy acertada. Cuando decidas vovler si lo haces estaremos aqui que siempre es interesante leerte.

Espero que tu cabeza se ordene y tu confusion se vuelva determinacion por algo. Cuidate Hector. Un abrazo!

elosoestudioso dijo...

Espero que tu regreso, si lo hay, sea consecuenia de un cambio de rumbo. Un abrazo cibernético y gracias por haber compartido con muchos de nosotros tus pensamientos, tu día a día, tu esfuerzo, tus alegrías, tus decepciones, tus momentos buenos y malos. Gracias por habermnos regalado un trocito de tu vida, de tu mente, de tu crteatividad. Un fuerte abrazo.

Carlos G. dijo...

Entiendo cómo te sientes y si te sirve de Consuelo (Berlanga) creo que ahora mismo es un sentimiento generalizado y todos nos sentimos así un poco. O, al menos, nos hemos sentido así alguna vez: confundidos y sin saber qué queremos o debemos esperar.

Valga decir que aunque no llevo mucho tiempo leyéndote no me he llevado en ningún momento la imagen de que seas alguien triste o deprimido, o que te autocompadezcas. Más bien me ha resultado auténtico leer la desavenencias de alguien que siente, que es sensible, que es permeable y que me recuerda la importancia no solo de serlo, sino también de expresarlo. No sé si esto te servirá de algo, pero es ameno leerte, para nada un coñazo o un suplicio. Tus neuras y reflexiones personales son interesantes y enriquecen. Al menos a mí :) Además, me parece que aunque te sientas perdido, tienes muchas cosas claras. Y no creas, pero eso es algo. Mucho, más bien.

Tal vez no sea quien para decirte esto, pero cuando quieras soltar miserias, ya sabes dónde estamos. Podemos cambiar las repes. Es sano.

Abrazos y espero que, vuelvas o no, todo vaya a mejor.

Related Posts with Thumbnails