domingo, 20 de noviembre de 2011

Espero que todo esto sea un sueño comatoso tipo Nobita/Doraemon

Preocupado me hallo.

Me cuesta hacerme a la idea de que, después del 15M, después de verse que el PP no explique sobre lo que pretende hacer (ni con el matrimonio, ni con la crisis, ni con la Educación), después de que parezca que tod@s estamos de acuerdo en que no nos gusta un bipartidismo, resulta que el PP va a ganar. Y apuesto que por mayoría. 

Ante esta situación, ¿qué se supone que debemos pensar? ¿Que existe esa mayoría que cree en la varita mágica de Rajoy para acabar con la crisis? ¿Que existe esa mayoría ultracatólica? ¿Que existe esa mayoría a favor de quitarnos el derecho a matrimonio a gays y lesbianas? ¿Qué existe una mayoría que desea que sus hijos estudien en colegios privados ya que se da por hecho que son mejores y que todos podemos permitírnoslos?

Pues no. Todo es por joder. Por joder al PSOE, naturalmente. El gobierno lo hace mal, pues votamos a los otros. Y ya está. El problema va a ser que, por joder a unos, nos joderemos todos.

Porque, claro, no han dicho nada en contra de los gays pero mantienen el recurso de inconstitucionalidad; no han dicho nada, pero si no podemos casarnos, no podemos adoptar; no hay dinero para educación, sanidad o cultura pero sí para Fórmula 1, pagar estancia y comidas a todos los que vengan a ver al Papa o construir aeropuertos sin permiso aéreo.

De todos modos, en mi gilipollez y mientras busco vuelos para emigrar, conservo la esperanza de algo pueda cambiar y os animo desde aquí a votar a los partidos minoritarios que con un empujoncito tendrían representación para que, aunque gane el PP (y con él el bipartidismo), aparezcan en Congreso y Senado un cierto número de personas que al menos cuestionen lo que se diga (también conocidos como moscas cojoneras).


De acuerdo. Voy a tratar de no hablar de las Oposiciones de Profesores de Secundaria, que penden de un hilo, por más que la Junta diga que va a adelantar la convocatoria a enero para que el PP no pueda suprimirla. Voy a centrarme en otra faceta de mi vida, en la que tenía pensado centrarme una vez que consiguiera un trabajo digno: la de adoptar. Sí, porque quiero ser padre y no puedo serlo de manera natural. Para ello me remito a lo que expone magistralmente el blog: "El porqué de una mosca encerrada en un bote" [click]:

« El Pepé, lo sabrán, no quiere que los matrimonios homosexuales se llamen matrimonios. Por lo visto están de acuerdo “salvo en una cosha”, citando al propio Rajoy: “el nombre”. Descubrir la patraña, no obstante, es tan sencillo como echarle un ojo al Código Civil; en España, el derecho a la adopción lo detentan los matrimonios de cualquier tipo y las parejas de hecho heterosexuales. Las parejas de hecho homosexuales, no. Cuando éstas dejen de llamarse “matrimonio”, perderán el derecho a la adopción. Y las personas y personitas en situación de desamparo, por no decir jodidas, perderán su derecho a ser adoptadas por una familia homoparental. A los metatrones peperos, no obstante, se les olvida sistemáticamente mencionar este extremo, suponemos que por la mala prensa y peor urna que tiene suprimir derechos adquiridos y porque su idea es no es eliminarlo abiertamente, sino haciendo la tres catorce; envolviéndolo en un debate artificial sobre la denominación de la figura legal sin mencionar que lo que van a cambiar es el nombre, sí, pero también los derechos que le van asociados. A falta de que algún periodista se lo explique mejor porque hubiera buscado en el Código Civil las implicaciones legales del cambio de nombre –documentarse, creo que se llama, y tengo entendido que es una costumbre bastante implantada en el primer mundo–, se lo va a tener que explicar un triste bloguero en paro que por no ser, no es ni periodista. Amanece, ya saben. Que no es poco. Presten atención.

¿Cuestión de nombre? ¿Really?


En España, el derecho a la adopción se detrae principalmente de dos fuentes; el Código Civil y la Ley 11/1997, de adopción. 

El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio conforme a las disposiciones de este Código.
El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo.

[El segundo párrafo ha sido añadido por la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio (BOE núm. 157, de 02-07-2005, pp. 23632-23634)]
[El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite, mediante  providencia de 25 de octubre de 2005, el recurso de inconstitucionalidad núm. 6864-2005, promovido por más de cincuenta Diputados del Grupo Parlamentario Popular del Congreso de los Diputados contra la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio (BOE núm. 273, de 15-11-2005, p. 37313).]

Y hasta aquí nada nuevo. Como ven, el artículo vigente viene apuntado al final, primero con el cambio de ley de 2005 de PSOE, Grupo Mixto, Izquierda Verde, ERC, PNV, CC y después con el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP a ese mismo cambio de ley, aún pendiente de resolución.

1. La adopción requiere que el adoptante sea mayor de veinticinco años. En la adopción por amboscónyuges basta que uno de ellos haya alcanzado dicha edad. En todo caso, el adoptante habrá de tener, por lo menos, catorce años más que el adoptado. […]

4. Nadie puede ser adoptado por más de una persona, salvo que la adopción se realice conjunta o sucesivamente por ambos cónyuges. El matrimonio celebrado con posterioridad a la adopción permite al cónyuge la adopción de los hijos de su consorte. En caso de muerte del adoptante, o cuando el adoptante sufra la exclusión prevista en el artículo 179, es posible una nueva adopción del adoptado.

[Este apartado ha sido redactado conforme a la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio (BOE núm. 157, de 02-07-2005, pp. 23632-23634]

[El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite, mediante  providencia de 25 de octubre de 2005, el recurso de inconstitucionalidad núm. 6864-2005, promovido por más de cincuenta Diputados del Grupo Parlamentario Popular del Congreso de los Diputados contra la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio (BOE núm. 273, de 15-11-2005, p. 37313).]

Es decir; en España sólo se le reconoce la facultad de adoptar a los matrimonios legalmente constituidos. 
¿Y las parejas de hecho, se preguntarán ustedes, no pueden adoptar? Sí. Pero no lo pone en el Código Civil, sino que la excepción se plantea en la Ley 11/1997 de adopción, concretamente en una frase de sus Disposiciones adicionales. La ley dice exactamente:

Tercera [Disposición adicional]. Las referencias de esta Ley a la capacidad de los cónyuges para adoptar simultáneamente a un menor serán también aplicables al hombre y la mujer integrantes de una pareja unida de forma permanente por relación de efectividad análoga a la conyugal.

Y la conclusión es clara; En España pueden adoptar:

1. Los matrimonios.
2. Las parejas de hecho, pero constituidas por hombre y mujer.

Con que, blanco y en –Ana– botella; un “matrimonio” homosexual puede adoptar, pero una “unión civil” homosexual –o “pareja de hecho”, o cualquier otra figura legal que no sea un matrimonio– no puede adoptar. »

Os dejo con un vídeo en la que aparece una recopilación de personas que, a partir del 2012, podrán tener hijos mientras que a mí se me prohibirá. 



PD: Muchas gracias a los blogs "A ti, ¿qué te gusta?" y al citado "El porqué de una mosca encerrada en un bote", que me han ayudado infinitamente en la redacción de este post.

3 comentarios:

JoseGor dijo...

Me preocupa:

1) La pérdida o merma de prestaciones sociales (sanidad, educación, desempleo, dependencia, etc.) que, en el país con el sueldo mímino más bajo de la eurozona, son lo único que permiten mantener a la población un nivel de vida medianamente aceptable.

2) La Elitización económica de la formación. Tendremos "profesionles" de carrera con el CI de la infanta Elena. Pero eso sí tb de su misma posición económica. En lugar de Gente válida que permita el proreso de nuestra sociedad (50 años más en el culo de Europa)

3) La concentración (más aún) de la riqueza en una minoría por la política antirreparto de la riqueza del PP y sus socios no reconocidos de CIU y PNV.

4) Volver a ser un ciudadano de segunda clase(perdón, súbdito. Q ésto, ante todo, es una monarquía. Por aquello de terminar de ambientarnos en el Antiguo Régimen) Porque, según el PP y sus adláteres, mi forma de amar es peligrosa para un/a niñ@ (promulgarán de nuevo la ley de vagos y maleantes, seremos declarados otra vez un "peligro social").

5) Me preocupa... me preocupa perder las ganas, la esperanza, me precupa dejar de intentar mejorar mi país y abandonarlo en la mierda de la que no termina de salir y en la que parece regocijarse. Me preocupa huír y renegar de mi propio pueblo.

Suerte a todos y sálvese quien pueda!

Frantasma dijo...

No tengo nada más que añadir a tu post, me ha encantado y pienso igual que tú.

Yo aún tengo esperanza y, aunque gane el PP, haya un importante porcentaje de moscas cojoneras que impidan que el PP haga de las suyas.

Y respecto a lo del matrimonio homosexual, la parte más derecha del PP exige a Rajoy que tiene que eliminarla en menos de 100 días después de su elección como presidente. Esperemos que no puedan hacer nada. También pienso que la culpa de este problema lo tiene el PSOE, porque en el mismo momento que pusieron la ley para poder casarnos y tener los mismos derechos que cualquier español, deberían a su vez, haber cambiado el significado en la RAE de matrimonio...

Habrá que rezar por nuestro futuro, por nuestros derechos, por nuestra educación y por nuestra salud. Aún espero un milagro...

Un besazo

JoseGor dijo...

Temo tantas cosas q no sé por dónde empezaría.

1)La pérdida o merma de prestaciones sociales (sanidad, educación, desempleo, dependencia) sin las que en España no se podrá vivir (en caso de la sanidad de frma literal)con los sueldos y las condiciones laborales q tenemos.

2)La elitización económica de la formación. Tendremos universitarios con el CI de la infanta Elena, pero eso sí, no serán hijos de pobretones. Así se evitará los más válidos llegen a algo. Podrían provocar un progreso de la sociedad española que la sacase del culo de Europa... q horror para la derecha!

3)La concentración (más aún) de la riqueza en una minoría, la fractura social y la sociedad de clases que promueve el PP.

4)La imposición por ley de la repugnante y nada ética moral católica.

5)Temo volver a ser un ciudadano (súbdito, perdón. Q esto es ante todo una monarquía heredada de una dictadura. Por aquello de irnos ambientando en el Antiguo Régimen) Temo no poder educar a un/a hij@ porque mi forma de amar sería peligrosa para él/ella según gentuza como Ana Botella y Rouco Varela. También rescatarán la Ley de vagos y maleantes? Volveremos a ser un "peligro social"?

6) Y temo sobre todo rendirme, dar por perdido este país, dejar de intentar mejorarlo. Abandonarlo en la mierda de la que no termina de salir y en la q parece regodearse. Temo huír y renegar de mi pueblo y abandonarlo a su aciaga suerte.

Tengo miedo, mucho miedo. Aunq no me atreva a decirlo en voz alta.

Related Posts with Thumbnails