viernes, 3 de octubre de 2014

De repente

De repente,
Sentí una 
Inquietud 
Muy apremiante.
Tuve que salir a la calle.
Eché a andar.
Entré en el metro.
Acabé en un museo.
Contemplando las obras allí expuestas,
La inquietud se calmó.
Ante tanta belleza me abrumé
Y, por un momento,
Casi se me escapó una lágrima.
(Stendhal lo sabía ya).
Pero a medida que los colores
De Picasso, Gris y Dalí
se sucedían
Me sentí 
Vacío.
Salí del museo,
Hacia la noche.
El metro resultaba
Opresivo.
(Eso no podía saberlo Stendhal).
Pero la idea de volver
A mi dormitorio
Lo era aún más.
Y aquí estoy
Tratando de llenar este
Vacío
Con palabras.

2 comentarios:

Arquemaco dijo...

Palabras, imágenes, música... todo vale para hacer aflorar lo mejor de nosotros, nuestra esencia, aquello que nos hace ser únicos y diferentes. Seguro que tendrás muchas cosas buenas con las que llenar ese vacío, y acabarás consiguiéndolo.

weslly rodriguez dijo...

Me tocou profundamente. Muy belo.

Related Posts with Thumbnails