sábado, 8 de mayo de 2010

Ahora dudo, luego ahora existo


Este blog, aún a riesgo de repetirme, surge de la necesidad de ser sincero. Hay que recordar que ser sincero con vosotros es algo que quiero ahora mismo. Es decir, las necesidades, como imagen de nosotros mismos, deben ir cambiando al mismo tiempo que lo hacemos nosotros. Y cuando digo cambiar, me refiero a cambios no físicos, claro está, a menos que los cambios de pensamientos vengan inducidos por cambios de conexiones cerebrales y demás procesos físicos que yo no comprendo.

Ayer, hablando con un hermano mío, no de sangre pero sí de vivencias, surgieron muchos pensamientos relacionados con el "ahora". Dijo algo que me pareció digno de apuntar, para que no se perdiera, y qué mejor manera que escribirlo aquí para que más gente pueda disfrutar de la cita:
Todos queremos escuchar "te amaré siempre", pero lo cierto es que eso es algo que nadie puede prometer ni asegurar. Como mucho, podemos decir "te amo ahora", eso es lo único de lo que estoy seguro, te lo puedo garantizar, soy plenamente consciente. Garantizarte más sería mentirte únicamente para tu tranquilidad. Ése es el auténtico Carpe Diem.

Lo maravilloso de tomar café sin prisas, sin expectativas, con una persona que te conoce (demasiado) bien es que la conversación atraviesa momentos de banalidad y de trascendencia, y se es plenamente consciente de cómo casi todo suele estar relacionado. Es posible, incluso, que la negación del "ahora" como momento pleno del que disfrutar (tomo café amargo con un amigo, música de fondo, la chica de la mesa de delante mira mucho para acá...) nos provoque estados de ansiedad (fea palabra, demasiado utilizada ya sabéis dónde) muy fuertes. La obsesión por el futuro, por tenerlo planificado y bajo control, puede sabotearnos. En estos momentos de incertidumbre económica, laboral, de personalidad, de costumbres, de roles, centrémonos en qué queremos ahora y seamos conscientes de que no todo podemos controlarlo.

Es enfermizo hacernos un guión que encauce nuestra vida, donde no quede sitio para la incertidumbre ni para la improvisación. No digo que debamos olvidarnos de todo, lo que sugiero es que no nos olvidemos de qué nos ocurre ahora mismo. Es importante quizás no sentirnos solos ni vulnerables porque reconozcamos que no sabemos hacia dónde se dirige nuestro futuro en estos tiempos que corren, ya que no somos los únicos ("Mal de muchos, consuelo de TODOS", y no de "tontos"... ¿por qué un mal compartido nos ha de volver imbéciles?). Quizás a ti, sí a ti, y a mí se nos note más nuestra intranquilidad, pero eso es problema nuestro y quizás sea por nuestra manera de afrontar los problemas, pero te aseguro que mucha gente vive "asustada" porque no sabe si seguirá trabajando mañana, por si sus hijos lo abandonarán en un asilo, por si sus amigos lo traicionarán, por si no cumple sus espectativas (supuestamente) vitales. Ésa gente trata de desconectar, y a veces lo consigue, ya sea viendo un partido de fútbol o leyendo, ya sea escuchando música clásica o dando saltos en un after... no pensar es bueno a veces, para afilar el hacha y poder seguir cortando árboles, pero creo que también debemos tener cuidado con eso, porque engancha.

Todo esto es muy confuso, creo que ni siquiera lo termino de entender. Lo que sí sé es que si fuesemos conscientes y disfrutásemos del ahora, incluso de la propia incertidumbre, sin olvidar el mañana pero sin ahogarnos en él, todo se relativizaría mucho.
Me ha quedado una entrada muy densa y "gafapasta" quizás, y puede que llena de topicazos, pero a veces es necesario ver cosas manidas escritas para que nos entren en la mollera. Pero os aseguro que mis peleas internas son peores y que os digo lo que pienso ahora.

7 comentarios:

Srta. Freud dijo...

Cuánto tiempo gastamos en hacer que nuestro camino, la siguiente losa que vamos a pisar, sea fuerte y firme para que no se derrumbe a nuestro paso, que nos olvidamos de asegurarnos que aquella que estamos pisando en este mismo instante sea lo bastante estable como para aguantarnos hasta el siguiente paso.
Personalmente, opino que se debería disfrutar más del AHORA y dejar un poco el MAÑANA en manos del destino, los astros, la entrada de jupiter en saturno y cosas de esas. Hagamos un esfuerzo en aprender a saborear esos pequeños momentos que pasan desapercibidos y dejemos esos que no se saben si vendran, o no, si se atrasarán o se adelantarán....como decía el título de un libro de Stephen King: TODO ES EVENTUAL.

Arquemaco dijo...

Coincido plenamente contigo. La mayoría de las veces estamos tan atentos mirando el horizonte que no vemos el magnífico paisaje que nos puede estar rodeando. Lo difícil no es reconocer el hecho de que tenemos que vivir el AHORA (uno de los mayores topicazos que existe), sino aplicarnos esta gran verdad a nosotros mismos. Pero muchas veces el miedo, vil enemigo de los inseguros, el cual siempre va cogido de la manita de la incertidumbre, nos apuñala provocándonos esa ansiedad de la que bien hablas y que sólo desaparece si adoptas una postura de total sumisión en la que nos encontremos la mar de cómodos, la cual no tiene otro fin que el no preocuparnos de ese futuro incierto (y es verdad que engancha)
pero aún así sigues sin apreciar lo que tienes en el presente.


P.D: Me cuesta creer que no seas sincero, a lo mejor puede que te calles algo, pero se ve que llevas la palabra "sinceridad" escrita en la cara.

AntWaters dijo...

Oh, la señorita Freud llega hasta estos días; pensé que en mi viaja del pasado hasta aquí, desaparecería y yo sabría o vería cuándo fue y tal vez... (claroqueesoesdificil si no me paro a leer los comentarios)

La duda. Nombre de une peli onde sale la Streep; y en el sermón que da el cura, sobre "la duda", habla de que es más fácil identificarte con alquien, en la duda; la incertidumbre, eso que te angustia porque no está en tus manos; y claro, no piensas en ella y se diluye y ya no sabes qué demonio te angustias, porqué escribes tan rápido o piensas que algo va mal pero no recuerdas qué y es peor.

Un amiwito que estudió psicología me comentó de un ejercicioque él suele jacé, el escribir una lista con las cosas que tendrías que hacer o no sé muy bien qué era; pero la cosa era que al verlo todo escrito tus tejas pensaran que es eso, no hay mas nada que no sepa... and relax.

En otro sentido es lo mismo que saber cómo eres por lo que no te gusta; a veces se sabe mas eso que lo otro, humm, no sé, estoy sin gafas esta mañana jajaja

besos de aybá he mirado hacia arriba y :O más besos voy a goler

Srta. Freud dijo...

AntWaters, siempre he estado ahi, comentando o no, siempre he seguido desde un segundo plano los pasos de Ocnosebius/Moebius. Desaparecí ante vuestros ojos, pero no a los del autor...q realmente es lo q interesa jejeje

Srta. Freud dijo...

PD: en relación con mi primer comentario a este post, dejo un temita para que presteis atención a la letra:
http://www.youtube.com/watch?v=enIEP9UrPas

Musica pachangona, comercial o como la querais llamar, pero muy propia para ilustrar mis palabras :D

Luis Chacón dijo...

una cita preciosa y con la q estoy de acuerdo, y q da lugar a un pensamiento tb precioso... al final la conclusion siempre es trivializar, el drama no está hecho para la gente q qiere ser feliz =)

ArkneX dijo...

Es refrescante encontrarse con pensamientos de este tipo, veo que hay mucha sabiduría en estas palabras, todo un descubrimiento para mi.

Estoy convencido de que la base de un buen blog no es el número de visitas, sino el grado de verdad que haya en las palabras que se exponen, incluso a pesar de no encontrar apoyo externo a lo que se dice (siempre hay quien apoye nuestras locuras...)

Solo espero seguir leyendo tus reflexiones, que aunque no lo creas, desbloquean mi inspiración en un alto grado.

Related Posts with Thumbnails