jueves, 23 de enero de 2014

Soledad e intercambios

El otro día llegué a una conclusión inquietante y sombría: me siento solo en Londres. Es por ello que necesito hacer más amigos en esta ciudad. Sin saber cómo, la gente que he conocido hasta ahora (agarraos, que llega la lista):

  • Han sido solo compañeros de trabajo, y en el trabajo anterior han quedado.
  • La gente con la que medianamente establecí cierta amistad en mi antiguo barrio, se ha convertido en meros recuerdos, debido a la distancia que nos separa (Londres es inmenso, como suponéis) y a que nuestra relación no era profunda.
  • Españoles que conocí en el Cervantes se han ido de Inglaterra, han cortado el contacto por decisión propia ("gente tóxica" que me ha hecho un favor esfumándose, todo hay que decirlo), o bien no tienen un horario compatible con el mío.
  • Amigos que residen en Londres a intervalos, con los que es bastante difícil quedar.
Porque reconozco que no estoy interesado en tener más amigos virtuales. No os ofendáis, me alegráis el día en Twitter y por aquí, pero en mi situación echo en falta el contacto humano real. El estar lejos de la familia, amigos y pareja, todos ellos en España, hacen que valore lo que una persona de carne y hueso puede aportarle a uno. 

Digamos que mi única interacción con gente en la vida real se da en el trabajo: compañeros y alumnos. Es curioso como antes no valoraba el placer de tomar un café con alguien, el hablar de todo un poco en un ambiente ajeno a las presiones laborales. Pero me he dado cuenta de que lo necesito. Mi vida es solitaria. El tiempo que no estoy en el colegio estoy solo. Solo en mi cuarto y solo en el gimnasio y en la biblioteca, aunque esté rodeado de gente. Porque son gente, no personas. Lo siento, pero hoy no me puedo explicar mejor.

No quiero decir con esto que tenga un montón de tiempo libre. Durante la semana, tengo un ritmo frenético de obligaciones (reales e impuestas): trabajo, estudios (wee), gimnasio, labores domésticas, etc. Llega el fin de semana y es ahí, a pesar de que suela tener trabajo y tareas pendientes, cuando más necesito tener a alguien a mi lado. ¡Y no estoy hablando de amor o sexo, solo amistad! "Qué ñoño, el tío" dirán algunos. Seh.

La cosa es que me vi a mi mismo haciendo algo tan patético sorprendente como buscar en Google "hacer amigos en Londres".  Y más sorprendente fue la cantidad de resultados que aparecieron. Parece que esta ciudad, como buena metrópoli que se precie, está repleta de gente sola. Di con un blog de un chaval español que también vive en Londres en el que ofrecía algunas alternativas. Me incliné por la que sugería asistir a alguno de los intercambios de idiomas (insisto, idiomas) que se ofrecen en esta ciudad constantemente. 

Ya había ido a algunos en España, pero mucho más "familiares", con unas 20-25 personas como mucho. Me puse a buscar grupos de Facebook y otras webs inglesas y finalmente di con una que organizaba intercambios (click, por si estáis en Londres y os interesa). Bueno, en realidad pedí información en varias y ésta fue la primera en ofrecérmela. 

Así que, no sé cómo, acabé en Leicester Square el domingo pasado, haciendo cola en una discoteca que habilitaba una sala exclusivamente para el intercambio. ¡Resultó tan extraño! ¿Cómo algo así podía ser tan masivo? Encima había "happy hour" y las bebidas estaban a mitad de precio, por aquello de emborracharse ligeramente para despertar la sociabilidad hidratar la garganta de tanto charlar. 

Al entrar te daban una pegatina en la que tenías que escribir tu nombre y los idiomas que hablabas y querías practicar. Por favor, era todo tan "grupo de ayuda"... Hasta ahí, bien. El problema era eso de aproximarse a la gente "por la cara", algo muy en plan "¿quieres hablar conmigo?". Nunca se me ha dado bien eso, ni siquiera en español. 

El inicio fue catastrófico. Tras dar varias vueltas, agobiado, me decidí a abordar a un grupito de lo que resultaron ser suecas. Intenté iniciar una conversación pero no estaban muy interesadas, ni en mi ni en practicar español, así que a los 2 minutos de conversación en inglés una de ella me dijo "Bueno, pues adiós". FAN. Me retiré al otro extremo de la sala a mirar al infinito mientras me repetía que eso no era lo mío y que había sido un gran error ir. De hecho, me concentré en terminar mi bebida para irme.

Pero afortunadamente se me acercó un chico colombiano muy agradable que, imagino que ante la imagen patética que ofrecía solo rodeado de gente (hablando de imágenes recurrentes), me vino a dar charla. Me contó que estudiaba inglés y que había venido ya a algunos intercambios. Me sugirió que fuésemos juntos a la pista de baile a entablar charla con más gente. Le estaré eternamente agradecido a este chico siempre. 

A partir de ahí, todo fue mucho más fácil. Charlé con eslovacos, estadounidenses, alemanes... y muchos españoles, que abundaba(mos)n por allí. Es curioso hablar con un paisano en inglés por deferencia al resto de la gente que te rodea para que todos puedan entender lo que dices. Estos españoles eran gente majísima que aprovechó para pedirme consejo, en "mi infinita sabiduría laboral". Claro que sí. Pero me sentí muy bien al poder ayudar (en persona, que no a través de Spaniards) a otros españoles a poder prosperar aquí, algo que no es fácil. 

Me encantó que una francesita se acercase a mí y me diese un toquecito en el hombro mientra me miraba con ojos de corderito, preguntándome si quería hablar con ella. No sé si sus intenciones iban más allá de la charla inocente, pero fuera como fuera, me subió el ego que una chica guapa de 23 añitos y sola me "entrase". Recordemos que soy un carcamal de 30 años. Estuvimos charlando animadamente y, entre muchas otras cosas, me dijo que tenía que estudiar interpretación "porque soy muy expresivo". Qué linda ella.

Finalmente, solo le pedí el teléfono al colombiano. La francesita al final no pareció muy interesada y los españoles se apuntaron el mío corriendo, pero para contactarme si me necesitaban [sic]. El colombiano, muy amable, incluso me esperó a que fuese a buscar mi abrigo para irnos juntos. Pequeños detalles que me llegan porque ya he perdido la costumbre de recibirlos.

En resumen: me alegro de haber ido y espero volver. Ojalá esto se perfile como una manera de conocer gente interesante y hacer nuevos amigos reales. Ya veremos si finalmente sigo en contacto con el chico de Colombia o alguno de los españoles, pero por ahora, "que me quiten lo bailao".

Y vosotros, ¿cómo estáis? ¿Os habéis sentido así alguna vez? ¿Habéis hecho algo "desesperado" para conocer gente?

PD: Como ya pregunté y pocos respondieron en el post anterior, ¿os gusta el formato vlog? ¿Queréis que "migre", que siga como está o que de vez en cuando suba vídeos? Me interesa vuestra opinión más de lo que creéis, y no solo porque sea un inseguro patológico.

8 comentarios:

Chus dijo...

Me siento totalmente identificada con todo. Londres es una ciudad muy grande, con mucha gente, pero donde es terriblemente sencillo, e inevitable, sentirse solo. Londres para mucho no es un destino final, es un destino de paso. Al principio puedes tener muchas amistades, pero después de ver como todos se acaban yendo, llega un momento en el que prefieres no involucrarte tanto con la gente para que, cuando llegue la tan dolorosa despedida, no te sientas como un perrito abandonado.

Al igual que tú, también intenté hacer amigos anotándome en la página meetup donde encuentras miles de grupos. Es como una red social, más o menos, donde tienes tu perfil y muestras los grupos a los que te has anotado según tus aficiones e intereses. He ido a algunos de estos meetups, son interesantes pero realmente no llegas a hacer mucha amistad.

Gary Rivera dijo...

Pues yo sugiero que primero te hagas amigos en el gym! Son (la mayoría de las veces) gente muy buena y divertida! Con la que puedes salir y entretenerte! Has intentado conversar con algún extraño en la calle? Eso a veces resulta! Te entiendo en tu soledad y comprendo muy bien la necesidad de interactuar con gente de carne y hueso! Me ha pasado!
En mi trabajo socializo mas , es que nos hacemos amigos (es inevitable) y podemos salir en manada al cine o a pasear! Pero bueno los ingleses tienen muy poco fama de ser sociables (espero solo sea un mito) te deseo mucha suerte! Te envío un abrazote!

Driver GT dijo...

Hacer amigos cuando ya tenemos una edad es difícil. Y más en una gran ciudad como Londres. Pero paciencia, que si has conseguido algo tan difícil como un trabajo de lo tuyo, el resto irá llegando.

Anónimo dijo...

Yo también estoy en Londres, y precisamente hoy entré a mirar tu blog a ver si habías puesto algo para distraerme de mi soledad. He ido a algunos meet-ups, y he conocido gente, pero empiezo a pensar como Chus, que no voy a conseguir amigos en estos grupos, a lo sumo haré compañeros de actividades, pero eso no es lo mismo.

Ocnebius dijo...

@Chus: Probé meetup al poco de llegar a Londres y fue un total chof. Era para dibujar "in location". Quedamos en el National History Museum y no fui capaz de entablar conversación con nadie: había grupitos de gente que parecían conocerse de antes y el resto estaba más concentrado en dibujar que en charlar. Es probable que este tipo de eventos, tanto meetups como intercambios de idiomas, solo sirvan para "satisfacer" la necesidad a corto plazo de socializar: el aquí y ahora sin consecuencias y sin más repercusiones que pasar un rato agradable. Visto (y leído así)suena un poco a que estoy hablando de sexo esporádico en lugar de amistad. ¿En serio es tan difícil congeniar con gente aquí, por más que estén todos con las defensas activadas para evitar futuras despedidas y sufrimientos?

@Gary Rivera: Voy al gym, aunque únicamente a las máquinas porque mis horarios nunca coinciden con los de las clases que me gustan (siempre he sido más de step, aeróbic, zumba...). Se me hace bastante difícil charlar con gente en ese entorno. Con las clases grupales era un poco más sencillo, aunque nunca pasaban de "conocidos de gimnasio". Ahora mismo, con el que más hablo es con uno de los monitores, que es griego y bastante agradable, aunque creo que la diferencia de edad y lo poco que coincidimos no juega a mi favor! Quizás deba intentar más concienzudamente el charlar con la gente que se sienta a mi lado en las pesas, pero me hace sentir muy "rarito"!

@Driver GT: Estoy de acuerdo con lo de la edad. Hace poco leí un artículo que decía que de adulto es difícil hacer amigos, aunque sea a un nivel mucho menor en cuanto a "intensidad" que con los amigos que se hacen en la infancia y adolescencia. Sin embargo, el texto proponía que sí se pueden tener "amigos situacionales", esto es, amigos para ir de marcha, amigos para tomar café, amigos para hacer deporte... Por otra parte, el trabajo y los amigos creo que equivalen a niveles diferentes de la pirámide de Maslow (en mi cabeza lo visualizo así): el trabajo, entendido como herramienta para obtener sustento y no morir de hambre, está más cerca de la base que tener amigos (opino). A medida que asciendes, las necesidades son más "sofisticadas" y la manera de satisfacerlas más complicada. O no. Yo que sé.

@Anónimo: Pues en mi perfil tienes mi email, por si quieres ponerte en contacto conmigo y nos tomamos unos teas or coffees or beers. Saludos y ánimo!

PasaElMocho dijo...

Huy, pues toca la hora de ponerse serios y darte un tirón de orejas, porque nada más que te fueras a London te ofrecí el contacto de un par de amigos que viven allí (y uno de ellos en tu situación, recién llegado y buscando trabajo) y jamás contactaste. ya sé que era una época dura, que estabas en plena depre y con mil cosas en las que pensar, pero naaaaaaain, no moviste un dedo, my dear. Allí siguen, aviso.

Más cosas: lo de la edad tiene poco que ver con lo de hacer amistades: aquí me tienes a mí, con muuuuuuchos más años que tú y conozco a mucha gente nueva, principalmente a través del blog. ¿Que el 99% no pasan de ser conocidos y no llegan a amigos? Pues claro, elemental, pero alguno queda.

Hago fiestas y voy a fiestas en las que todo el mundo es amigo de amigo o conocido de conocido. Siempre se puede seleccionar a alguien que te cae bien. ¡Con lo musiquillas y jigueretero que eres! Y ya no se piden los teléfonos, ¡se pide el facebook! (o el email)

Fíjate tú que vía blog hasta he conocido al señor diver éste pesado que te ha dejado un comentario por aquí, puffff. Lo importante es lanzarse a conocer gente. ¿Que yo soy un animal social y le digo hola a todo cristo? Pues también.

Tienes las apps de contactos. Todo el mundo querrá follar contigo pero como tú sólo buscas amigos nadie querrá quedar, pero es un punto de partida para chatear y lo mismo conocer a alguien. Pídele permiso a quien ya sabes.

Ábrete una cuenta secreta en Instagram y promociónate poniendo fotos insinuantes tipo Kim Basinger cuando estaba buena. Dale al me gusta a unos cuantos chulazos estrellitas instagrameras y pon comentarios. A los diez días tienes una legión de admiradores que querrán quedar contigo. También pide permiso.

Bájate la app "KIK", así no tienes que dar el número de teléfono, es como whatsapp pero en chungo.

Lo de los meets me parece tannn de película que asusta.

¡Vete al Comptons! ¡Siempre hay alguien a primera hora de la tarde que te da conversación!

Ay no seeeeeeeeeeé.

Espero haberte arrancado por lo menos una sonrisilla.

Sobre el vlog.
Lo he visto, pero no lo he oído.
Lamentablemente leo blogs a ratos perdidos y el ordenador lo tengo sin sonido. No puedo opinar. Es algo que no me gusta, prefiero tirar de ratón parriba y pabajo que no dejar la pantalla quieta esperando a que termine un vídeo, pero si así das rienda suelta a tu libertad creativa, ¡adelante! Eso sí, no nos cambies el formato del blog ni nos digas, como han hecho tantos otros, eso de "ahora me ves en tumblr, ahora me ves en nosedonde", porque te perderemos la piss-ta.

Hala, ¿yaaaa?

Driver GT dijo...

Ay lo que me ha dicho el Mocho... :_(

(me vengaré, a la próxima fiesta no llevaré una cestita tan mona, ¡hala!)

LEON GARZA dijo...

Que cosas me siento exactamente igual, precisamente ayer busque un club de lectura de libros en espanol y resulta que lo promueve la biblioteca de la ciudad o sea que no creo que asista nadie, y lo programa de 12:30 a 2:30 de la tarde, quien demonios a a asistir a esa hora en jueves. Conclusion, yo tambien tenia problemas de para relacionarme incluso en Mexico asi que no creo que sea cuestion geografica y segundo yo quiero tener amigos que puede ver en vivo no a travez de una camara, pero bueno mientras a falta de tortillas el pan es bueno.
Un abrazo (perdon ya se que lo preferimos en persona)

Related Posts with Thumbnails