viernes, 3 de septiembre de 2010

Mujer blanca viuda busca... ¡fama!

No puedo reprimirme más mi opinión gratuita y crítica acerca de lo que estoy viendo en la caja tonta cuando regreso por las noches comatoso de la reforma del Escorial o demás quehaceres. Se trata de ese nuevo esperpento televisivo que se ha autoproclamado sinónimo del glamour y la educación, por que viste de Gucci y se come los kebabs doblados con cubiertos.

Hay que reconocerlo: Carmen Lomana se ha convertido en una telebasubridad catódica, y esto dice mucho (demasiado) de la incapacidad y desidia de las televisiones (y más concretamente de sus programadores). Surgio de ese vacío que habita en una breve pieza documental, donde nos enseñaba esa indiferencia cósmica que conceden las fortunas obtenidas por pura ósmosis (algo que se adivina en expresiones que valen su peso en heces gorrinas como "no necesito la mitad de las cosas que tengo").

Su falso desapego por los bienes materiales, la desesperante lentidud de su dicción (más próxima a la parálisis del bótox que a la prudente meditación, visto lo que acaba soltando por esa boquita de piñón), su exhibicionista apego a la moda más obscenamente cara (y presuntamente "de calidad" por serlo) y sus frívolas idioteces de andar por casa (la ya archifamosa expresión "tengo amigos sin dinero cash") atrajeron los focos sobre ella. Ojalá hubieran sido los 15 minutos de gloria que decía Warhol, pero la sequía de ideas en la tele (y la intelectual entre nosotros los televidentes) y el ansia de popularidad demostrada por al estirada viuda hicieron el resto para convertirla en personaje del colorín.

Creo que no necesitaba bailar con la denostada "princesa del pueblo" o ejercer de directora de simios en Las joyas de la Corona, pero queda claro que la fama, por cutre que sea, otorga suculentas rentas "intangibles" que el dinero no puede comprar.

3 comentarios:

Srta. Freud dijo...

Sabes que mi amiga Carmen tenía un punto glamour que me encantaba, pero reconozco que ha perdido mucho prestandose a hacer ese tipo de shows. ¿Qué ha quedado de esa Lomana que aparecía esporádicamente para enseñarnos su casa de la zona VIP del país bajo el calificativo de "profesión:millonaria"? ¿Se habrá gastado todo su cash y es por ello que tiene que recurrir a shows de este tipo para poder comprar de nuevo en Dior,Channel y Prada?
Carmen!!! qué te está pasando!!!

Arquemaco dijo...

No seas malo, a veces hay personas a las que la popularidad se les sube a la cabeza. Deberías habérla conocido el año pasado cuando celebraron un partido de Polo donde tu ya sabes (no me gusta hacer publicidad gratuita), desbordaba simpatía y encanto (o al menos lo aparentaba).

V_oLeT dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito. No se puede expresar mejor. Chapó fren!

Related Posts with Thumbnails