martes, 28 de septiembre de 2010

Odisea inmobiliaria

Por motivos que imagino los lectores asiduos de este blog conocerán, me marcho a vivir a otra ciudad, otra vez. No sé si alguien más estará en el trance de la búsqueda de piso, pero si es así, le compadezco.
Inocentemente, pensaba que habría muchos pisos vacíos en alquiler y a buen precio, por el tema de la crisis, más concretamente por la explosión de la burbuja inmobiliaria. Me meto en internet, y efectivamente, no me equivocaba: hay montones de pisos a muy buen precio, tanto de alquiler como de compra.
Y empieza la odisea, que ya dura un mes.

Se dan varias opciones, que trataré de explicar a modo de esquema (que no me gustan ni nada):
  1. El piso en cuestión tiene un teléfono de contacto PARTICULAR.
    1. Llamas y no te cogen JAMÁS. He llegado incluso a mandar sms si se trataba de un móvil.
    2. Llamas y contestan, tras mucho insistir. 
      1. Como haciéndote un favor, te dicen que el piso ya está alquilado. Observo que es muy fácil poner un anuncio en internet, pero no quitarlo, o es que la gente es inepta. Me quedo con lo segundo.
      2. El piso está alquilado, pero te ofrecen otro, que casualmente tb alquilan, en otro barrio y mucho más caro.
      3. El piso no está alquilado, y aunque la persona que contesta no siente nada ante un posible inquilino, acepta a responder preguntas, PQ LA GENTE NO SABE VENDER. Tiras de la lengua, diriges tú la conversación: qué tiene, qué entra en el precio, planta, etc.
        1. Te convence y vas a ver el piso. Te hace esperar como una perra en plena calle. Yo he hecho 110 km para ver el piso. Ves el piso y es un mojón.
        2. Idem al anterior, pero el piso es monísimo. Salvo que "donde digo digo, digo Diego". El agua no está incluida con la comunidad, el "todo incluido" quería decir "toda la comunidad incluida" [sic]. Lo dices. Quedas en que te lo pensarás y llamarás. De repente, el dueño quiere que decidas ya, sobre la marcha, que ya bastante trabajo le ha costado levantarse del sofá para hacerte el favor de enseñarte el pisito.
  2. El piso no tiene teléfono de contacto, aunque afirma que se trata de un PARTICULAR. 
    1. Buceas, investigas, desarrollas un olfato especial y encuentras:
      1. Una dirección de email. Le escribes y jamás recibirás una respuesta.
      2. Un teléfono fijo. Aguantándote la eyaculación espontánea Llamas y es un fax.
      3. Un móvil. No contestan.
    2. Sólo puedes ponerte en contacto a través de la página de anuncios. Das tu nombre, teléfono, email, escribes lo dispuesto que estás a alquilar. Para nada, sólo para que la página en cuestión te llene de spam el correo desde ya.
  3. El piso es de una INMOBILIARIA, que te ofrece dos teléfonos, un fijo y un móvil. No suelen contestar al fijo, os lo advierto.
    1. Te contestan, son superamables, pero el piso ya está alquilado. Os remito al punto 1.2.1. Te ofrecen otro, más caro y peor. Pienso que se trataba de un anzuelo descarado.
    2. Idem al anterior, pero te dan respuestas vagas:
      1. "El dueño está de vacaciones, pero tengo otro piso que te puede interesar" (mientes, zorra).
      2. "Está reservado" (desde hace un mes, sólo han dado 50 € para ello, flipo con el poder de 50 € de mierda. 50 € míos no dan para inmovilizar una inmobiliaria).
      3. "Te llamamos ahora mismo, vamos a contactar con el dueño para que puedas visitar el piso".
        1. Es inútil hacer división aquí, no te llaman. No les apetece hacer negocios contigo, no les ha gustado tu voz.
          1. Llamas y no te contestarán nunca más. Empiezas a creer que todo ha sido un sueño.
          2. Llamas y te contestan, irritados por tu insistencia. No han podido contactar con el dueño, o el piso está apalabrado, pero no han considerado oportuno llamarte.
  4. El piso parecía que era de una inmobiliaria, pero es de no se qué AGENCIA ANDALUZA DE FOMENTO DEL ALQUILER. Te contesta una niñata que no tiene ni zorra idea de lo que estás hablando. Tiene que consultar el piso en internet, en la misma página que tú, aunque le des el número de referencia, dirección, características y le cantes una aria. La chavala al menos te llama, para decirte que el piso ya está alquilado. Pretende que le deje mis datos y lo que busco, que me llamará encantada de la vida cuando tenga algo. Lo hago, obedezco a esa voz, será la desesperación. Jamás volverás a oirla.
Hasta ahora sólo he visto 3 pisos en un mes. Uno de alquiler con opción a compra, uno en venta (vacío, inerte, ni cocina ni leches) y otro en alquiler. El uno no cuajó, el segundo no va a poder ser (Pz) y el tercero es muy caro. Y la que lo vende no se baja del burro. Señores, ¿ahora no era cuando el inquilino podía tener la sartén por el mango? No, siguen mandando:
    1. Las inmobiliarias, que son tapaderas de algo (apreciación personal, pero me jugaría algo por ello), no desean hacer negocios. Prefieren cerrar, hundirse, con tal de no tratar con alguien que tiene una voz como la tuya.
    2. Las pijas que alquilan pisos como si sólo ellas tuvieran piso en toda la ciudad. Señora, es monísimo, usted tb, para ser una cincuentona, pero su piso es caro aunque diga que no lo ha amueblado en Ikea (mentira, perra, me sé el catálogo de Ikea como tú el de Avon). Tratas de negociar, ella no quiere.
    3. La gente desganada que alquila pisos, o eso dice, pero es mentira. Tienen anuncios como cadáveres en descomposición saturando las páginas de alquiler y segunda mano.
    4. La gente desganada que sí alquila pisos, pero que no tienen ni la más mínima habilidad social ni interés en alquilarlo, no me preguntéis por qué, porque no tengo ni idea.
    Conclusión: no entiendo a la gente, a esta sociedad que dice que no se mueven los negocios inmobiliarios por la crisis... MENTIRA!!!!!! Es la gente, su desgana, su ineptitud, su incapacidad, su costumbre de que todo le venga DADO SIN ESFUERZO. Me faltan idiomas para maldecir y me sobra mierda que cagar sobre cabezas ajenas.

    Pero tengo un as en la manga... pero si no sale esto tendré que:
    1. (Volver a) tomar ansiolíticos.
    2. Definitivamente, irme de esta mierda de país.
    Y me altero porque creo que esta desidia se extiende a todo en este país, al trabajo, a las relaciones humanas, a la bequita típica, al mamoneo, al te rasco si me rascas... En un mes he perdido la fe en muchas cosas, aunque suene dramático así lo veo.

    Y lo mejor de todo, es que estoy convencido de que todo esto os la pela.


    --------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    ACTUALIZACIÓN 01-10-2010


    "Querido diario (suspiro)..." 


    Vale, después de muchos cabreos y de mandar a freir espárragos a particulares e inmobiliarias, se puede decir que ya tenemos piso. El "se puede decir" viene a cuento, porque aún no hay nada firmado. Se trata de un antiguo casero, y no me inspira confianza, porque ya nos la metió doblada jugó varias veces en su momento. Pero Pz es amigable e inocente, mientras yo soy un amargado pesimista descreído. Ojalá sea así y todos mis temores sean fruto de mis cócteles de barbitúricos con vodka Yurinka en la Termomix.


    Sea como sea, las cosas van a cambiar, no sé si para mejor o no, pero a día de hoy estoy apático/aburrido/cansado de:

    1. Que me mangoneen.
    2. Que mi opinión no cuente.
    3. Que la gente no se aclare y me maree.
    4. Los ineptos, en todas sus versiones.
    5. Que no me tome nadie en serio.
    6. Que me recriminen cosas.
    7. Que mi ayuda no sea considerada tal. A partir de ahora voy a relegarme a Mujer Florero, con todo el dolor de mi corazón. Parece que soy más útil y eficaz poniendo buena cara y sonriendo en plan imbécil, en un discreto segundo plano...
    8. Quejarme.
    Gracias por vuestra comprensión y apoyo. No sé si poner comillas aquí.

    2 comentarios:

    Fernando dijo...

    Tienes una flor muy especial que recoger en mi blog... Espero que te guste y que te de toda la energía positiva y felicidad para que continues tu labor como bloguero ;) ¡Qué lo disfrutes! Un abrazo!!!!

    http://apoyolgbt.blogspot.com/2010/09/premios-flor-naranja.html

    elosoestudioso dijo...

    He trabajado oen el departamento comercial de una inmobiliaria y he visto lo que hacían los comerciales, y muchos se corresponde la realidad a lo que piensas.

    Hay una especie de desidia de no querer hacer nada, solo poner la mano y recibir subvenciones y quejarnos de todo, y no, parece que a la gente se le ha olvidado que hay que trabajar.

    A ver si con suerte mejoran las condiciones y te quedas con el piso que mas te guste

    Related Posts with Thumbnails