martes, 23 de noviembre de 2010

Sobre lo positivo, la frustración, la ilusión y su _ _ _ _ madre

La gente que estoy conociendo en el Master me considera una persona positiva, y eso es algo que me suena extraño. Lo cierto es que estoy entusiasmado, aunque hay 

MOMENTOS DE BAJÓN,

provocados por el exceso de teoría pedagógica que uno sospecha que será inútil, sobrecarga de trabajos y actividades para hacer en casa, falta de referencias claras de lo que es HOY ser un buen profesor y cuáles son sus responsabilidades, teorías sobre la nueva educación que suenan a utopías infantiloides... todo eso mella en el ánimo.

Y desanima más ver como tu entorno no se cree que estés TAN ocupado (y si estoy agobiado, pues no haber iniciado el master), opine que lo que aprendes será inútil (desde la experiencia, parece ser), que desde fuera piensen que no tengo ninguna vocación (vengo de rebote)...

En clase, observar cómo hay universitarios que parecen recién salidos del bachillerato (no saben coger apuntes, se agobian, tienen miedo), otros que parecen ser pozos de sabiduría (y humildad) y que tienen la respuesta para todas las cuestiones que se plantea la escuela como institución (y no se cortan en "compartirla" a voces en clase, pq no saben pensar ni meditar en silencio), personajes con incontinencia verbal, falta de humildad que los vuelve atrevidos, profesores que van de pedagogos y que (sospecho) se masturban por las noches leyendo tratados de educación llenos de buenos deseos y sin ninguna proposición para la práctica, los roles/clichés que parece que tomamos al entrar en un aula (el respondón, el payaso, el participativo, el pelota...) y que nos devuelven a nuestra época de de colegio...

Mi vida vuelve a reducirse a estudiar, a hacer tareas domésticas, a superar otra mudanza más. Me FRUSTRO mucho al estar solo, sin la persona con la que comparto mi vida (hoy metafóricamente porque no le veo) la mayor parte de las horas de vigilia: persona que tb está muy cansada, incluso para charlar de temas que no sean la obra/mudanza/miserias cotidianas, y ya no digamos para otros menesteres romántico-eróticos. ¿Mi vida siempre va a estar coja? Si me siento capaz de llevar para delante estudios, casa, aficiones, gimnasio, amor (y sexo, como parte bastante importante, no sólo como acto literal sino tb simbólico); ¿por qué él no? Yo puedo, él no, y debo respetarlo (?). "No puedo atenderte porque estoy preocupado con otras cosas que no son tú" es el mensaje que se transluce: pues déjame despreocuparte. Y nunca pensé que follar estar conmigo fuera una obligación o tarea desagradable. Pero yo nunca he pensado con claridad ni desde la madurez.

Porque estamos siempre postergando cosas. Seré feliz cuando acabe la carrera. Descansará cuando acabe el master y apruebe las oposiciones. Tendré tiempo para ti cuando acabe las obras. Tendré ganas de tocarte cuando no esté preocupado. Y yo ya no quiero posponer nada nunca más si el cuerpo me lo pide. Porque para ello duermo un máximo de 6 horas al día (de 12 a 6), porque se puede afrontar todo si hay ILUSIÓN. Pq mañana puedo estar muerto.


PERO


Estoy conociendo a compañeros que me aportan una visión radicalmente distinta de lo que puede ser la vida, que me enriquecen; que tienen ganas de conocer gente;, que desean relacionarse; que están dispuestos a escucharte pero también a rebatir tus ideas. En definitiva, personas con las que empatizas, individuos que me demuestran lo coja que había sido mi vida por relacionarme tanto con gente similar a mí (en personalidad y ESTUDIOS)... gente que se hace de querer.

El otro día casi lloré en clase viendo un (precioso) breve vídeo sobre la actividad docente en un instituto de las Tres Mil Viviendas de Sevilla. Sentí que podía aportar algo: al menos tengo ilusión (ilusión, siempre suele ser la ilusión lo que nos mueve, o al menos, considero que es el mejor motor), aunque sepa que el camino está lleno de riesgos y fracasos. Pero al menos, no salgo derrotado de antemano, como me pasó cuando terminé mi carrera. La ILUSIÓN puede ser una fuente de energía, aunque no sea ni eterna ni constante... pero al menos he encontrado un filón como nunca había hallado hasta ahora.

¡¡¡Y prefiero quedarme con los "PEROS", por una vez, porque al fin son POSITIVOS!!!


5 comentarios:

Romek Dubczek dijo...

Dicen los tuaregs que nosotros tenemos reloj pero ellos tienen tiempo. En Occidente siempre decimos eso de "cuando acabe la carrera seré..." "cuando haga lo otro seré..." Los tuaregs dicen que ellos, a diferencia de nosotros, ya "son" desde que nacen.
No sé si tengo derecho a opinar aquí pero ahí va. Un abrazo,
Romek

Ocnebius dijo...

@Romek Dubcek: Por supuesto que no sólo tienes derecho a opinar, sino que te agradezco que lo hagas :) El ejemplo que has puesto, además de bonito es muy apropiado. Abrazotes y bienvenido!

Arquemaco dijo...

Bien, pues ahora que has descubierto esa ilusión, chispa, luz, o como te guste llamarla tienes que protegerla, que no se apague o desaparezca, e intentar que aumente día a día con todo aquello que te haga feliz.

Ahora tienes una nueva oportunidad, aprovéchala (pese a quien le pese).

Un abrazo muy grande!!

Thiago dijo...

Pues aún has encontrado tiempo para sacarte este post tan sincero, cari... Un testimonio apabullante de como se está a veces. Supongo que habrá mejores momentos, pues la mudanza no va a duarar toda la vida. El caso es que eso que dices de clases magistrales y utopías me suena... creo que en todas las carreras te las sueltan, cari...

Eso si, es una pena no sacar un poquito de tiempo para el sexo, que tampoco lleva tanto y el polvo que no se echa ya no se recupera, cari, jaja


Bezos.

Raquel Borrallo dijo...

El del video es un coco!! pero a la vez me gusta!!

Related Posts with Thumbnails