sábado, 7 de agosto de 2010

CuadeNNo de Bitácora (II)

Seguimos con los cuadernos, aunque sé que lo de los blogs está muy parado en agosto (espero que sea en general y no sólo éste) porque tenéis que ir a la playa y jartaros de otras cosas. Ahí va otra lista:

1. No paro. No paramos. Estoy aprendiendo muchas cosas de albañilería, bricolaje y pintura entre otras cosas. Es horrible ser novato en todo y tener un jefe muy exigente.
2. Es agotador porque todo está lejos: el Piso 1 del Piso 2, el Piso 2 del Mercadona... Y todo está en pendiente. Soy llanero y a mí me afecta, especialmente cuando vuelvo cargado con la compra, que hago yo solito como buen esposo florero (además de las múltiples tareas del punto 1).
3. Para ver si reviento de una puta vez me he apuntado a un gimnasio que está lejos y al final de una cuesta terriblemente pronunciada. Voy a clases muy divertidas y duras, pero insisto en lo de divertidas, por su carácter "evasorio" de la realidad.
4. Me estoy encontrando con gente muy informal, del tipo voy a ponerte la puerta mañana a las 12 y al final no voy, voy a ver el piso el viernes a las 6 y no voy, etc, etc. Y por supuesto no se avisa. Conclusión: un puñado de desconocidos hijoputas hacen que mi tiempo gire a su alrededor para nada.
5. Me he tenido que comprar unos tenis nuevos en las rebajas. Los que tenía (baratos y de marca blanca) me están demostrando que no dan la talla con las pendientes ni con las clases de cardiobox. Pies abiertos y dolientes.
6. Tengo el carnet de lector del TEA. Ya me he quedado tranquilo. Comprobé con desilusión que en dicho trozo de plástico no pone TEA por ningún sitio. No pasa nada. He sacado mi primer libro, a ver qué tal (me huele demasiado a best seller oportunista, aunque por ahora va bien y es facilito de leer), porque ya me me leido el que me traje.
7. El Twitter se ha convertido en un gran aliado para mí. Me mantengo al día de las cositas de algunos de mis amigos y me siento menos solo. El haber contratado una tarifa plana de internete para el móvil también ayuda.
8. Me siento capacitado para comprobar ya quien me echa de menos y quién no. No me he llevado sorpresas ni desengaños. También es normal que la gente se olvide de uno, porque es verano y por tanto, tiempo de felicidad absoluta, de ir a la playa, de follar y de acumular penas para descargarlas sobre mi hombrito en septiembre, cuando regrese.
9. La gente de aquí es más cerrada que la de Andalucía, y no lo parecía. A veces detecto cierto tufillo a "síndrome del colonizado" o demás patrañas. Ya tengo otro libro en mente para buscar en el TEA para que me ayude y satisfaga mis necesidades de conocimiento psicológico, muy dejadas de lado últimamente ante tanta objetividad y fuerza bruta. Incluso un café que tenía medio "apalabrado" con un isleño no creo que llegue a darse, lamentablemente (será que es verano, blabla).
10. Echo de menos todo, quisiera estar en la playa, en mi casa.

2 comentarios:

Arquemaco dijo...

Menudos gemelos te van a salir con tanta cuesta, al final vas a tener que agenciarte un carrito de la compra como tiene toda "Mari" de barrio ;)

Un abrazo.

Ocnebius dijo...

@ Arquemaco: Ya tengo carrito de la compra, pero me siguen faltando manos. Espero que todo vaya bien por ahí! Gracias por tu comentario. Un abrazote.

Related Posts with Thumbnails